Sevilla

Pues va a ser verdad eso de que Sevilla tiene un color especial, sobre todo al atardecer… el reflejo del sol poniéndose sobre el Guadalquivir tras el Puente de Triana es una de esas cosas que quedan grabadas en la retina.

A pesar de no tener mucho tiempo pudimos ver algunos de los lugares más emblemáticos de la capital andaluza:

La Plaza de España es un conjunto arquitectónico encuadrado en el Parque de María Luisa.  Se construyó como edificio principal de la Exposición Iberoamericana de 1929. En sus bancos aparecen representadas todas las provincias de España en paños de azulejos, y sus muros están decorados con bustos de españoles ilustres.

La Torre del Oro de Sevilla es una torre de unos 36 m situada en el margen izquierdo del río Guadalquivir. Posiblemente su nombre en árabe era Bury al-dahab, Borg al Azahar o Borg-al-Azajal en referencia a su brillo dorado que se reflejaba sobre el río, debido a una mezcla de mortero de cal y paja prensada.

El Puente de Isabel II, conocido popularmente como Puente de Triana, une el centro de la ciudad con el barrio de Triana, cruzando el río Guadalquivir. Sustituyó en el siglo XIX a un viejo puente de barcas que existía en su lugar, constituyendo el puente de hierro más antiguo conservado en España. Su construcción finalizó en 1852, bajo el reinado de Isabel II, motivo por el que ostenta dicho nombre.

Y por supuesto, uno no puede irse de Sevilla sin ver La Giralda, torre y campanario de la Catedral de Sevilla. Destaca por su altura de 104 m, lo que la hace visible desde casi toda la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s