Ruta en O Courel (Baldomir-Vilar-Froxan-Vilamor-Valdomir)

Una salida más con los compañeros de Huellas de Cabrera. En esta ocasión nos vamos a la Sierra del Courel, las montañas orientales de la provincia de Lugo, entre Galicia y León.

Comenzamos la ruta en Baldomir (335 m) a los pies del Río Lor y vamos ganando altura por su margen derecho atravesando La Campa, y los parajes de la Aceña de Baldomir, Os Calangros y O Lourel por una senda perfectamente señalizada, caminando entre sotos de castaños y robledales que tapizan el camino con sus hojas recién caídas.

Casi sin darnos cuenta llegamos a Vilar (543 m.) Actulamente tiene tres casas habitadas, y una de ellas, “a casa do ferreiro” por un entrañable personaje “o señor Xan” (Juan Sánchez Rodríguez), ferreiro, trovador, poeta y creador y mantenedor de un museo etnográfico, con piezas de gran valor de todo O Courel. Dejamos este fantástico lugar y al señor Xan para dirigirnos por un vía crucis hasta una ermita dedicada a San Roque, restaurada también por este gran hombre.

A pocos metros se encuentra el Castro de Vilar; aunque se estuvo estudiando y trabajando en él, se encuentra en un estado lamentable, a pesar de ser el mayor del Courel y conservar restos muy importantes. Es una pena que, de seguir así las cosas, muy pronto serán unos montones de piedras irreconocibles.

Continuamos el camino descendiendo hasta el Río Lor, que cruzamos en la Ponte do Bao (392 m) y donde se encuentra un indicador hacia la Fonte do Bao. Seguimos el sendero para encontrar un pequeño (muy pequeño) manantial y retomamos el camino hacia Froxán.

Llegamos a Froxán (460 m) un pequeño pueblo muy bien cuidado con tierras soleadas, próximas al río Lor, donde sorprende el cultivo la vid. Aún queda una bodega que produce “o viño do Lor”.

Continuamos con la parte más dura de la ruta, ya que después de Froxán tomamos la pista que nos conducirá a Vilamor, un camino con un fuerte desnivel rodeado de castaños, robles y alcornoques. Al llegar al Rego da Xuliana (734 m), el punto más alto de la ruta, comenzamos a descender por una ancha pista hasta Vilamor (620 m) donde podemos destacar su iglesia, construida en el s. XVIII y que no hemos perdido de vista  casi en ningún momento de la ruta. Tan solo nos quedan 2 km para regresar a nuestro punto de partida, donde aprovechamos para ver la Cascada de Baldomir y nos despedimos de nuestro nuevo amigo, un perro con un ojo de dos colores que nos acompaño desde Vilamor.

Distancia: 18,6 Km
Tiempo en Movimiento: 4 h 51´
Desnivel: 399 m.
Desnivel acumulado: 811 m.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s