Monasterio de Piedra

En esta entrada me gustaría mostraros uno de los sitios más chulos que he visitado nunca. Había visto alguna foto pero no quise informarme demasiado antes de ir para no tener la sensación de haber estado allí ya, y fue todo un acierto porque cada recodo de este parque es una sorpresa.

La visita no pudo empezar mejor; una magnífica exhibición de aves rapaces: águilas calvas, buitres, halcones, lechuzas, búhos, caracaras y algún otro.

Después de la exhibición iniciamos nuestro recorrido por el parque; Indiscutiblemente el Parque es la fantasía del agua. Su magia se puede sentir a través de todos los sentidos: observar la belleza del paisaje, oír el canto de los pájaros, sentir el fluir y el susurro de la caída del agua o pasear por un fantástico paraje romántico que nos transporta al siglo XIX, fecha en que D. Juan Federico Muntadas, artífice y descubridor del Parque y la gruta Iris, convirtió al Parque Natural en una visita obligada hasta nuestros días. Por ello fue declarado en 1945 Paraje Pintoresco Nacional, estando dentro de la red de espacios protegidos de Aragón y en el año 2010 fue declarado Conjunto de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico.

La corriente del río Piedra ha modelado la roca formando lagos, grutas y cascadas. Hermosos parajes como el Lago del Espejo, pasando por la Peña del Diablo o la impresionante cascada de 50 m. de altura Cola de Caballo, que oculta una espectacular gruta natural, la Gruta Iris. Las numerosas cascadas del Parque, como la cascada Trinidad, Los Chorreaderos, Baño de Diana, cascada Caprichosa, cascada Iris, hacen que sea una maravilla ir cargando con el trípode!!

Por último hicimos una breve visita (por llegar demasiado tarde) al Monasterio de Piedra. El Monasterio era una fortaleza de defensa de los musulmanes y en tiempos de la Reconquista (1194) Alfonso II de Aragón cedió el castillo y todas las tierras que lo rodeaban a la Orden del Cister. Tardaron 23 años en construir el Monasterio (1195 – 1218). Es muy poco tiempo si nos fijamos las dimensiones que éste tiene. Hay que pensar que no hizo falta ir a buscar la piedra ni pulirla. Todo lo tomaron de la muralla y el castillo de los árabes. Junto con los monjes, Alfonso II llamó a personas de Cataluña, Navarra, Valencia…. ya convertidas al cristianismo para repoblar la zona y fueron éstos quiénes construyan el Monasterio dirigidos por los monjes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s